Radiofrecuencia facial: esta semana 3 sesiones por sólo 90€!!!

Radiofrecuencia facial: esta semana 3 sesiones por sólo 90€!!!

No nos vamos a engañar: sentirse joven y guapa es uno de los factores, aunque no sea el único, que potencian la autoestima. Sin embargo, muchos de los tratamientos rejuvenecedores exigen el temido paso por el quirófano, algo que no ocurre con la radiofrecuencia facial. ¿Quieres saber en qué consiste este lifting facial sin cirugía? Te invitamos a seguir leyendo para que conozcas todos los detalles de la radiofrecuencia facial y los beneficios que puede reportarte.

RADIOFRECUENCIA FACIAL: QUÉ ES Y CÓMO SE APLICA

La radiofrecuencia facial es un tratamiento rejuvenecedor que consiste en aplicar ondas de radiofrecuencia que elevan la temperatura del tejido conjuntivo, lo que da lugar a la regeneración y producción de colágeno en la piel. Esta técnica provoca un efecto vasodilatador, y esto es precisamente lo que permite que mejore la circulación de la sangre. Las células reciben más oxígeno y nutrientes y, por tanto, se rejuvenecen los tejidos profundos de la piel.

Como ya hemos comentado, la radiofrecuencia facial no se realiza en el quirófano, pero es necesario ser rigurosos en el proceso de aplicación. El primer paso que se lleva a cabo es limpiar en profundidad el cutis de la persona para eliminar restos de maquillaje o suciedad. Después, el profesional marca con un rotulador las zonas que tratará y aplica un gel conductor. Por último, cuando el sistema electrónico alcance la temperatura óptima, se empieza a mover el aparato por las zonas delimitadas.

La radiofrecuencia facial es una técnica a la que suelen someterse personas entre los 30 y los 50 años, y las zonas más frecuentes en las que se aplica son la frente, los ojos, los pómulos, óvalo facial, perfil de la mandíbula y en el cuello. Es probable que la persona que recibe el tratamiento experimente una leve picazón o molestia, pero en cualquier caso no será dolor.

TIPOS DE RADIOFRECUENCIA FACIAL Y BENEFICIOS

Los tipos de radiofrecuencia facial guardan relación directa con el tejido de la piel en el que actúan. La radiofrecuencia unipolar ataca los tejidos adiposos y se dirige a la capa más profunda de la piel. Por otra parte, la radiofrecuencia bipolar lucha contra la flacidez, así que trabaja sobre la capa más superficial de la piel. La tripolar, en cambio, es la técnica que fusiona las otras dos anteriores y combate la grasa y la flacidez.

Los beneficios, sin duda, son múltiples, pero vamos a nombrar los que consideramos más destacados:

-Elimina las arrugas y la piel luce más tersa

-Unifica el tono del cutis

-Efecto lifting en la cara y en el cuello

-Combate la flacidez y la grasa del rostro

-Reduce la papada, las bolsas y las ojeras

-Incrementa el colágeno y la elastina

MÁS DATOS SOBRE LA RADIOFRECUENCIA FACIAL

A pesar de que la radiofrecuencia facial no implica cirugía, es cierto que se desaconseja en estos tres casos: personas con infecciones o enfermedades cutáneas, mujeres embarazadas y personas que portan dispositivos eléctricos como marcapasos o stents.

Además, el número de sesiones que precisará cada paciente dependerá de cada caso, aunque se suelen estimar necesarias entre cuatro y seis. Los resultados pueden perdurar durante varios meses e incluso años, y se recomienda combinarlo con una alimentación saludable y con la ingesta de al menos dos litros de agua diarios.

En Con M de Masaje contamos con profesionales cualificados en la aplicación de la radiofrecuencia facial, así que si te animas te invitamos a consultar nuestros precios y horarios. Para cualquier duda sobre el tratamiento, sus efectos o el número de sesiones que serían las adecuadas para ti no dudes en llamarnos.

Escribe tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>