Bótox y Rellenos Faciales

El bótox y los rellenos faciales son de las técnicas más utilizadas desde hace un tiempo en Medicina Estética por los excelentes resultados que se obtienen. Tanto el bótox como los demás rellenos faciales se utilizan para obtener diferentes resultados, ya sea dar volumen, corregir algunas pequeñas imperfecciones, rellenar arrugas o dar un aspecto más joven y rejuvenecido al rostro.

Existen distintos rellenos faciales, aunque los más utilizados actualmente son:

Toxina Botulínica o BÓTOX

rellenos faciales-botox

Este compuesto, que posiblemente es el más demandado y conocido en medicina estética, es uno de los tratamientos más utilizados en todo el mundo. Esta toxina es un principio activo biológico que bloquea las señales nerviosas, paralizando el músculo de forma suave y temporal. Con ello conseguimos relajar los músculos tratados.

Este tratamiento de bótox se suele utilizar para las arrugas dinámicas en el tercio superior facial, sobre todo aquellas que se producen al gesticular. Las arrugas que tratamos con este tratamiento son las que se sitúan desde la zona del ojo hacia arriba, es decir, alrededor de los ojos (las famosas patas de gallo), las del entrecejo y las frontales.

La duración del bótox suele ser entre 4 a 8 meses, aunque este periodo varía mucho en función de cada persona. Con este tratamiento conseguimos:

-Eliminar las líneas de expresión

-Levantar el párpado en personas que tienen párpado caído, prominente o con mirada triste

-Prevenir la aparición de las líneas de expresión

Hidroxiapatita cálcica

rellenos faciales-botox

Es un compuesto a base de micropartículas exclusivas de hidroxiapatita de calcio suspendidas en un gel acuoso. Su principal componente es igual que la parte mineral de nuestros huesos y dientes, por lo que es perfecta, ya que es biocompatible. Este compuesto aporta firmeza y tensión  a la piel, y promueve la producción de colágeno por parte del cuerpo, lo que hace que el resultado final sea más duradero en el tiempo, llegando casi hasta 1 año.

Al favorecer  la creación de colágeno y elastina conseguimos que la piel se vea más revitalizada y joven. Sus principales indicaciones son:

-Pómulos

-Líneas de Marioneta

-Flacidez facial entre leve y moderada

-Surco nasogeniano o naso labial

-Levantamiento de punta de nariz

-Rejuvenecimiento de manos

-Correcciones pequeñas en el tabique nasal

-Remodelaciones faciales por enfermedad, VIH  o pérdida de peso

-Estimulación de colágeno en cara interna de brazos, muslos, abdomen, etc.

El tratamiento es muy sencillo de realizar. Primero se limpia bien la zona a tratar. Después, se va inyectando el producto y los efectos se van viendo según va entrando el producto y una vez terminada la sesión. La sesión dura unos 45 minutos, y aunque los efectos se ven de forma inmediata, irán aumentando con el paso de los meses, pudiendo llegar a durar hasta 1 año. Por sus excelentes resultados es uno de los rellenos más utilizados en la actualidad.

Ácido Hialurónico

rellenos faciales-botox

Este compuesto está presente en nuestra piel y su función es rellenar los espacios que quedan  libres entre las fibras de nuestra dermis. Esto proporciona a la piel hidratación y relleno. Con ello conseguimos devolver a nuestra piel la hidratación que se pierde con el paso del tiempo y borrar o atenuar las arrugas,  pero sin cambiar tu expresión. Además, es reabsorbible y biodegradable, con lo que evitamos casi por completo una posible reacción. Existen diferentes tipos de Ácido Hialurónico (de distintas densidades y reticulaciones), y será el médico, en función de los resultados que queramos obtener, el que decida cuál es el más adecuado para utilizar. La duración del tratamiento oscila entre 6 y 24 meses, y ello dependerá en parte de la genética del paciente, de sus hábitos y estilo de vida, de si toma alguna medicación…

Este tratamiento está indicado para:

-Depresión en las sienes

-Ojeras

-Surco nasogeniano

-Arrugas alrededor de la boca (código de barras)

-Líneas de marioneta

-Remodelación del óvalo facial

-Corrección o reducción de cicatrices (profundas y superficiales)

-Perfilado y volumen en los labios

-Aumento de pómulos

-Rejuvenecimiento de manos

-Hidratación y/o rejuvenecimiento genitovaginal.

Policaprolactona ELLANSÉ

rellenos faciales-botox

Este compuesto, ya muy utilizado en Medicina Estética desde hace tiempo, ahora ha pasado a ser uno de los rellenos más utilizados junto con el bótox para corregir arrugas y pliegues faciales.

Existen 4 tipos diferentes de versiones:

-Ellansé  TM – S, cuya duración es de 12 meses

-Ellansé  TM – M, cuya duración es de 24 meses

-Ellansé  TM – L, cuya duración es de 36 meses

-Ellansé  TM – E, cuya duración es de 48 meses

Como siempre, será el doctor el que decida cuál utilizar en función de los resultados que queramos conseguir. Este compuesto va suspendido en un gel portador de Carboximetilcelulosa, que se elimina de forma gradual durante las semanas posteriores, permitiendo así que la Policaprolactona quede introducida dentro del organismo. Produce dos efectos muy beneficiosos: por un lado, rellena la arruga o surco de forma instantánea; y por otro es un estimulador del colágeno de nuestro cuerpo (neo-colagenogénesis), lo que propicia un efecto más duradero. Este tratamiento está indicado en las siguientes situaciones:

-Aumento malar o aumento de pómulos

-Líneas de marioneta

-Remodelación del óvalo facial

-Rejuvenecimiento de manos

-Surco nasogeniano o naso labial

-Flacidez facial

-Estimulación de colágeno en pieles flácidas o fotoenvejecidas